Balance hídrico 2023: Más agua acumulada, pero sigue déficit

Si bien, en la zona centro y sur del país este año se registraron lluvias de importancia que permiten un respiro frente a la extensa sequía que nos afecta, en el norte se agravó el déficit, aunque no estaría peligrando -por ahora- el abastecimiento humano. Eso sí, se mantiene casi la mitad de las comunas del país con decreto de escasez entre Atacama y Magallanes.

Imagen de Artìculo

Todos recordamos el reciente invierno en el centro y sur de Chile: zonas inundadas y miles de damnificados, así como puentes y caminos anegados o destruidos. Estas abundantes lluvias en corto tiempo que causaron mucho daño, ayudaron a paliar -por ahora- parte de la crisis hídrica presente desde hace más de una década.

Es por ello, que -recientemente-, la ministra de Obras Públicas, Jessica López, al dar a conocer el Balance Hídrico Nacional 2023, dio la buena noticia de que estaba asegurado el suministro del vital líquido para la población. En la oportunidad, indicó que “podemos dar seguridad respecto al abastecimiento del consumo humano de agua en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana, que son las que más preocupan”. Sin embargo, recalcó, que la primera de estas no ha abandonado su crítica situación. Los embalses Puclaro, Paloma y Cogotí disponen de menos de un 12 por ciento de agua acumulada. De hecho, entre la Tercera y la Cuarta regiones, existe un 80 por ciento de déficit siendo más grave en ciudades como Copiapó (-99%), Vallenar (-97%), La Serena (-87%) y Ovalle (-81%).

En resumen, según el informe de la Dirección General de Aguas, entre Atacama y Coquimbo la condición sería deficitaria; entre Valparaíso y O’Higgins, estaría próxima a los valores promedios, mientras entre Maule y Ñuble, se encontraría por sobre el promedio.

El estudio analizó 19 cuencas en ocho regiones del país, desde Atacama hasta el Biobío. Así, se determinó que existe un total de 6.619 millones de m3 almacenados a nivel nacional, lo que es superior a los 5 mil millones de m3 que existían a igual fecha el año pasado, pero un poco más bajo que el promedio histórico (6.739 millones de m3).


Estrés hídrico

El World Resources Institute del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, ha identificado a 25 naciones en mayor riesgo de estrés hídrico. En 2019, nuestro país ocupaba el lugar 16 en ese listado. Lo anterior significa que se utiliza más del ochenta por ciento del suministro disponible. Es decir, incluso una sequía de corta duración pone a estos lugares en peligro de quedarse sin agua y, en ocasiones, lleva a los gobiernos a cortar el suministro por un tiempo.

Los datos al respecto no dejan de ser preocupantes. Señalan -por ejemplo- que el 50 por ciento de la población mundial (alrededor de 4 mil millones de personas) vive en condiciones de gran escasez durante, al menos, un mes al año.

Respecto a nuestro país, una investigación de Fundación Chile de 2019, identifica los principales problemas y riesgos existentes. Allí se señala que el 60 por ciento deriva de una mala gestión del recurso, aumento de demanda y sobre otorgamiento de derechos.


Compartir con: